B
ienvenidos a Darkness Revival.Estais a punto de adentraros en Londres, año 1890, una época tan peligrosa como atrayente. La alta sociedad se mueve entre bailes oficiales, bodas, cabarets y fumaderos de opio. Las prostitutas y mendigos se ganan como pueden la vida, engañando, robando o estafando. Pero hay algo mucho mas oscuro en las calles de la ciudad del Támesis, más oscuro aún que el terrible Jack. Seres sobrenaturales como brujas, vampiros, metamorfos y malditos se esconden entre los miembros de la sociedad, temerosos de la sangrienta hermandad que les persigue: la Black Dagger Brotherhood. ¿Sobrevivirás? .


Últimos temas
» Dangerous Budapest + CAMBIO DE BOTÓN
Lun Nov 30, 2015 2:53 pm por Invitado

» Fading Rain [Evelyn Wolfe]
Dom Nov 15, 2015 5:42 pm por Evelyn Wolfe

» Ausencia vampírica
Miér Nov 11, 2015 7:00 pm por Leonardo Alighieri

» La Duquesa
Miér Nov 04, 2015 3:11 pm por Victoria S. Chasseur

» ¿Cómo matarías al de arriba?
Dom Nov 01, 2015 9:49 pm por Victoria S. Chasseur

» Devonshire (Privado)
Dom Nov 01, 2015 8:51 pm por Mary Anne D'Uberville

» Quizás podamos ayudarnos (Evelyn)
Dom Nov 01, 2015 1:48 pm por Benjamin Hammilton

» I don't know you, but I want to || Arthur
Miér Oct 28, 2015 8:03 pm por Arthur Wolfe

» Krory Milium || Afiliación Hermana
Mar Oct 27, 2015 12:22 pm por Invitado

» Club de lectura [Alarik von Kleist]
Mar Oct 27, 2015 10:30 am por Mia Marlowe

Mejor PJ Femenino
Próximamente.
Mejor PJ Masculino
Próximamente.
Mejor Tema de Rol
Próximamente.
Mejor Duo
Próximamente.
Mejor PJ Revelación
Próximamente.

Afiliados Hermanos
Chaos
Directorios
Afiliados élite
Cupo Abierto {20/50}

Fruit of the poisonous tree Almos Immortal





T
he Darkness Revival ha sido creado por su administración: Princesa Beatriz, Princesa Victoria, Jack el Destripador, Inspector Abberline y Meg Giry. Skin creado y editado por Meg Giry con ayuda de tutoriales creados por usuarios de oursourcecode y Asistencia de foroactivo, y gráficos por Kattatonica a partir de imagenes de tumblr y pinterest. Queda terminantemente prohibida la copia total o parcial del código, así como su contenido. Todos los personajes que se desarrollen en el foro, a excepción de los cannon, pertenecen a sus propios creadores.

Licencia de Creative Commons
The Darkness Revival by The Darkness Revival Staff is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.



Javert Chevalier ID

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Javert Chevalier ID

Mensaje por Javert Chevalier el Jue Ago 20, 2015 7:05 pm



Javert Chevalier
Si on n'aimez pas trop, on aime pas assez
Brujo de Abrahel
Clase Media
25 años
Heterosexual
Jim Sturgess

Descripción Psicológica

Describir psicológicamente a Javert es prácticamente imposible, ¿está enfermo?, ¿es su maldición en realidad una bendición?, ¿estuvo destinado a portar esa carga? Son muchas las preguntas que quienes le pueden llegar a conocer bien se formulan tarde o temprano. Para explicar quién es Javert, hace falta desarrollar un esquema con varios puntos sobre su personalidad, diferenciando etapas de su vida.

Fue educado por una familia que quería hacer de él el heredero de una fortuna familiar, un joven culto en todas las artes y con facilidad de habla que le permitiera canjearse los mejores socios posibles para el negocio de los Chevalier. Sin embargo, pese a que siempre se mostraba cortes y amable de puertas para afuera, en la mansión donde se residía era un tormento ya desde pequeño para todos aquellos que estaban a cargo de su cuidado. Pintaba allí donde le parecía, tocaba sin permiso los instrumentos musicales de la sala de música y por su puesto evitaba leer a toda costa los libros que a él no le parecían entretenidos, eligiendo los referentes a la historia del arte y la cultura de otros países en su lugar.

Hasta aquí puede parecer que su infancia fue, dentro de lo que cabe, normal. Pero sin embargo no todo era tan simple en el hogar de los Chevalier, una reputada familia de brujos dentro de los círculos de los sobrenaturales. Descendientes de Abrahel, su don particular es la premonición y predecir los acontecimientos que están por venir... y esto no explicaba el comportamiento extraño y los sucesos inexplicables que comenzaba a desarrollar Javert al llegar a la adolescencia: Alucinaciones en las que veía cosas que en realidad no existían e incluso personas con las que compartía conversación como si tal cosa se aparecían frente a él como por arte de magia, y aunque sus padres no tenían una explicación racional ante este hecho decidieron no llevarle a ninguno de los nuevos hospitales psiquiátricos. Al fin y al cabo era un brujo, cabía la posibilidad de que las alucinaciones fueran en realidad visiones que no tenían explicación.

Lo que sufría el joven era lo que hoy conocemos como esquizofrenia leve, una enfermedad mental que afecta al enfermo con alucinaciones y comportamiento errático, inapropiado y en ocasiones incluso peligroso para el mismo y para los que le rodean. Aunque nunca llegó a tanto en el caso de Javert.

En su adolescencia se transformó en un joven que poco ha cambiado hasta la actualidad. Amante de la música y el arte en general tiende a ser irreverente hacia cualquier autoridad o fuerza que intente reprimir sus deseos, siente la necesidad de no tener responsabilidades para con nadie pero a su vez es una persona altruista y nada materialista. No entiende del bien y del mal, para él todo tiene una explicación y existe el gris… no hace distinciones por raza, género o clase social.

Cuando tenía tan solo diecisiete años conoció al amor de su vida, y a raíz de los trágicos acontecimientos que relataremos a continuación en su historia se podrá entender mejor como ese joven despreocupado, enamoradizo y carismático se convirtió en la sombra de quien era realmente.

Y como acabó en Londres, la ciudad de la hipocresía.

Historia

La habitación estaba repleta de trastos a priori inútiles. Un diván oscuro presidia la alcoba y cuadros inacabados descansaban allí y allá, todo rodeado con una neblina de tabaco y con un ambiente tan cargado que se hacía difícil respirar. Allí descansaba tumbado sobre su lecho Javert, con las manos cruzadas en su pecho y los ojos abiertos clavados en el techo. Vestía tan solo un pantalón de cuero negro, no recordaba donde había puesto la camisa y no tenía mayor intención en encontrarla.

Levantando la vista, observa al Hombre Mayor. Un caballero algo anciano ataviado con ropaje caro y sentado en su escritorio, con papel y pluma. – Repítame otra vez porque está aquí, por favor. – Dejando lo que estaba haciendo, el caballero levanta la vista hasta él y sonríe. – Vengo en nombre del Aquelarre de Abrahel, están interesados en conocer el motivo por el que has abandonado Francia… les sorprende que hayas decidido abandonar una vida tan acomodada por otra… - Echando un vistazo a su alrededor, suspira. – Algo más humilde en su opinión. – Suspirando a su vez, Javert se levanta del lecho y caminando descalzo alcanza la jarra de vino, sirviendo dos copas. – Tome. Si quiere escuchar mi historia más le vale beber algo… aunque aún tiene que explicarme que es eso del Aquelarre de Abrahel, no lo he oído en mi vida. - Rechazando amablemente la oferta, el caballero sostiene la pluma entre sus hábiles dedos y se prepara para escribir, expectante.

Supongo que debería empezar por el principio, aunque apostaría a que ya sabes hasta que talla de zapato calzaba cuando aún no había probado mi primera calada. Nací y crecí en el seno de una familia acomodada, más bien rica, en la que lo más importante era la prosperidad del apellido Chevalier y todo lo demás pasaba a segundo plano. Fui educado para ser un caballero, para contraer matrimonio con una hermosa dama para fortalecer los negocios de la familia y en definitiva tuve una infancia que se podría decir tranquila y normal.

No pensaba contarle esto, pero que demonios… que lo sepan. Mi infancia no fue normal, si, sé que he dicho que lo fue pero no es la verdad. La verdad es que he desarrollado una habilidad innata para poder comunicarme con seres de otros… lugares. Incluso con los muertos. No es un don que nosotros, los descendientes de Abrahel, hayan tenido nunca pero… es la realidad y es innegable. Siempre aparecen cuando mi inquieta mente trabaja a toda velocidad, cuando el estrés llega y no encuentro una salida. También cuando abuso de mis vicios, y eso es algo que aún no he podido entender.

Mis padres decidieron mantenerlo más o menos en secreto y me pidieron que no les molestara con mis historias. Ese tipo de gente prefiere siempre el camino fácil y que no les descentren de sus negocios. Yo crecí y me convertí en un modesto poeta, pintor aficionado y para qué negarlo, un músico decente en mi más humilde opinión. No te voy a mentir, era diferente a los demás y las damas de la alta sociedad lo sabían, todas anhelaban que mis padres las eligieran para contraer matrimonio con aquel chaval que siempre parecía tener algo gracioso que decir, alguien que prometía una vida diferente a lo establecido.

La elegida… bueno, prefiero no decir su nombre. La elegida fue la mujer más hermosa de Francia y probablemente de Europa. Una mujer inteligente, con carisma y que tenía unas ideas liberales algo molesta para sus semejantes. La mujer perfecta para alguien como yo. Aún sigo siendo algo enamoradizo, ¿sabe? Entiendo que la belleza se encuentra en todas partes sin importar el aspecto físico de los demás, eso no son más que carcasas que cubren algo que puede ser maravilloso. Pero ella lo tenía todo, era la perfección en su máximo exponente y junto a ella he vivido mis días más felices. Hasta que en un día todos mis sueños se esfumaron tan pronto como habían llegado.

Se quedó embarazada y éramos jóvenes, joder, demasiado jóvenes. Quizás ese fue nuestro error. Ya no me avergüenza decirlo, no estuve con ella todo el tiempo que debí… aquella mujer con caprichos y cambios de humor repentinos no era la mujer con la que me había casado y con la que compartía mis pipas para el opio. Ya no era divertido, y lo que siempre he querido era divertirme. El parto fue prematuro y yo no estaba con ella, estaba borracho tirado en una de las calles de París mientras mi mujer… moría desangrada gritando mi nombre, rasgando la noche parisina sin que yo estuviera ahí para consolarla.

Sin poder decirle tan siquiera adiós.


El caballero se mueve incomodo en su asiento. No hacía falta ser muy inteligente para darse cuenta de que al joven le estaba costando horrores decir todo aquello, pero prefiere mantenerse en silencio y dejar que él decidiera continuar o no, o esa era la sensación que le daba a Javert. Suspirando, vuelve a echarse otra copa de vino y prosigue con su historia.

Mi hijo murió con mi esposa aquella noche. Mi alma quedó rota y mi corazón sufrió una herida que nunca sanará. Mis padres me culparon y yo me maldije a mí mismo por no haber podido predecir lo que iba a ocurrir, ¿para qué queremos ver el futuro si no podemos salvar a las personas que amamos? Escapé de París rumbo a Londres para no tener que vivir con aquello, para olvidar. Mi familia aún tenía la esperanza de que mi hermana… sí, tengo una hermana. No la he mencionado hasta ahora porque cuando pasaron esos acontecimientos era tan solo una niña, pero ahora ella es la heredera de nuestra fortuna ya que yo me niego a tener nada que ver con mi apellido, y si lo porto es por respeto a mis antepasados.

Cuando llegué aquí encontré todo lo que necesitaba para intentar recuperar mi cordura. Alcohol, mujeres hermosas y arte. Sobre todo arte. Como ve he decidido estos años a vender mis cuadros a un módico precio, a vender mis servicios como vidente a los diferentes seres no humanos que conocen mi ubicación y con lo justo vivo. No necesito más, no quiero más. Al menos nada más material, claro… quizás no debiera mencionarla por respeto a su intimidad, pero bueno, tampoco creo que esto se difunda. He tenido muchas amantes aquí, caballero, pero no me he enamorado de ninguna… no se equivoque, la mayoría son personas maravillosas y hermosas, pero ninguna tiene la facultad para sanar las heridas del alma.
Salvo una.

Uno de mis múltiples romances en Londres fue con una cortesana. Una mujer exótica , extranjera, que durante las noches que compartimos me hizo creer que mi pasado no existía. Que era un mal recuerdo, parecía que la vida me estaba dando la oportunidad de enamorarme de nuevo… que no era culpa mía y merecía volver a amar. Me equivocaba, aquella mujer me enamoró de nuevo pero era solo un truco, una treta para que pagara por sus servicios… joder, es una cortesana, ¿acaso puedo culparla de ser buena en su oficio? quizás la mejor, de hecho.

El caso es que de ese encuentro nació una criatura. Una niña con los rasgos de su padre y que comparte su don como descendiente de Abrahel. Su madre no lo sabe, pero la niña es una bruja y necesita saberlo, es peligroso para ella no saber controlar sus poderes y… la necesito. Es la prueba viva de que Dios o quien sea quien mueve los hilos de nuestras vida me esta dando la oportunidad de remediar mi error, me esta gritando que ella es mi futuro. Mi esperanza. Y solo cuando la vigilo en las sombras mientras su madre juega con ella en el parque, cuando van a comprar sus primeras ropas… solo cuando estoy junto a ellas aunque sea desde la oscuridad mi mente descansa, mi corazón deja de llorar sangre por la muerte de mi amada…


¿Con quién hablas, amado?

Levantando la vista, Javert observa el asiento donde hasta hace unos instantes se encontraba el Hombre Mayor. Estaba vacío, con la pluma sobre la mesa, un papel en blanco debajo y la copa de vino sin tocar al lado. Con un suspiro el artista mira a su derecha y observa los rasgos, delicados y hermosos de su esposa. Le mira con lastima, con misericordia.

Con pena.

A su lado se encuentra la criatura que debería ser su hijo. Un chico de cinco años con los ojos de Javert y la nariz de su madre. Una criatura tan hermosa que le duele mirarla. Cerrando los ojos, el brujo saca de la caja de madera la pipa de opio y empieza a prepararla.

Con nadie, ya se ha ido.

Otros Datos

Gustos:
▪La música, es un buen violinista
▪ El arte en general
▪ Desmayarse a causa del alcohol, le impide seguir teniendo visiones.
▪ La noche
▪ Un buen vino
▪ La poesía
▪ Volver a amar
Disgustos:
La nobleza
▪ Los que abusan de su poder
▪ Quienes no valoran el arte
▪ Los superficiales
▪ Sufrir una de sus crisis
▪ Predecir un suceso trágico que no puede evitar
▪ Verse con la botella vacía
Fobias:
We going out tonight. Going with no invite.
We going out tonight. Going with no invite.
Enfermedades:
Getting a hangover without a cure. We could end up anywhere.
Getting a hangover without a cure. We could end up anywhere.
Animal (sólo Thyra)
We all have a beast within.



Spoiler:
I've crossed oceans of time
avatar
Javert Chevalier
Clase Media
Clase Media

Ocupacion : Pintor
Localización : Londres, en el Soho

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Javert Chevalier ID

Mensaje por Princesa Victoria el Jue Ago 20, 2015 8:48 pm

Bienvenido señor Chevalier y más vale que proteja a su hija pronto, la Hermandad no tiene piedad ni con los niños
avatar
Princesa Victoria
Ambientación
Ambientación


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.