B
ienvenidos a Darkness Revival.Estais a punto de adentraros en Londres, año 1890, una época tan peligrosa como atrayente. La alta sociedad se mueve entre bailes oficiales, bodas, cabarets y fumaderos de opio. Las prostitutas y mendigos se ganan como pueden la vida, engañando, robando o estafando. Pero hay algo mucho mas oscuro en las calles de la ciudad del Támesis, más oscuro aún que el terrible Jack. Seres sobrenaturales como brujas, vampiros, metamorfos y malditos se esconden entre los miembros de la sociedad, temerosos de la sangrienta hermandad que les persigue: la Black Dagger Brotherhood. ¿Sobrevivirás? .


Últimos temas
» Dangerous Budapest + CAMBIO DE BOTÓN
Lun Nov 30, 2015 2:53 pm por Invitado

» Fading Rain [Evelyn Wolfe]
Dom Nov 15, 2015 5:42 pm por Evelyn Wolfe

» Ausencia vampírica
Miér Nov 11, 2015 7:00 pm por Leonardo Alighieri

» La Duquesa
Miér Nov 04, 2015 3:11 pm por Victoria S. Chasseur

» ¿Cómo matarías al de arriba?
Dom Nov 01, 2015 9:49 pm por Victoria S. Chasseur

» Devonshire (Privado)
Dom Nov 01, 2015 8:51 pm por Mary Anne D'Uberville

» Quizás podamos ayudarnos (Evelyn)
Dom Nov 01, 2015 1:48 pm por Benjamin Hammilton

» I don't know you, but I want to || Arthur
Miér Oct 28, 2015 8:03 pm por Arthur Wolfe

» Krory Milium || Afiliación Hermana
Mar Oct 27, 2015 12:22 pm por Invitado

» Club de lectura [Alarik von Kleist]
Mar Oct 27, 2015 10:30 am por Mia Marlowe

Mejor PJ Femenino
Próximamente.
Mejor PJ Masculino
Próximamente.
Mejor Tema de Rol
Próximamente.
Mejor Duo
Próximamente.
Mejor PJ Revelación
Próximamente.

Afiliados Hermanos
Chaos
Directorios
Afiliados élite
Cupo Abierto {20/50}

Fruit of the poisonous tree Almos Immortal





T
he Darkness Revival ha sido creado por su administración: Princesa Beatriz, Princesa Victoria, Jack el Destripador, Inspector Abberline y Meg Giry. Skin creado y editado por Meg Giry con ayuda de tutoriales creados por usuarios de oursourcecode y Asistencia de foroactivo, y gráficos por Kattatonica a partir de imagenes de tumblr y pinterest. Queda terminantemente prohibida la copia total o parcial del código, así como su contenido. Todos los personajes que se desarrollen en el foro, a excepción de los cannon, pertenecen a sus propios creadores.

Licencia de Creative Commons
The Darkness Revival by The Darkness Revival Staff is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.



Hermanita... Por favor (Aline)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Hermanita... Por favor (Aline)

Mensaje por Benjamin Hammilton el Dom Oct 18, 2015 9:02 am

¡PUM!¡PUM!¡PUM!

Aquel terrible ruido despertó a Benjamin de muy mal humor. La resaca y la clara falta de sueño contribuían también a ello. La cabeza le daba vueltas, notaba la lengua reseca y, desde luego, no estaba demasiado estable. Aquella noche se había pasado y, aunque las visiones sí que le habían visitado en esa ocasión, se sentía realmente mal consigo mismo.

Salió medio rodando de la cama, y se arrastró como pudo hacia el vaso de agua que todas las noches dejaba sobre su mesilla de noche. Como suelen decir: Hombre precavido vale por dos. Bebió de aquel maravilloso líquido y sintió como se reanimaba un poco. El repiqueteo, por supuesto, seguía sonando, pero Benjamin aún no se sentía suficientemente persona como para ir a la caza del culpable.

Se aclaró la cara, y mojó la nuca con el agua tibia que tenía en un balde en el cuarto de baño. Algo más recuperado, se dirigió de nuevo a la habitación y se vistió con unos cómodos pantalones y una camisa algo ancha. Aquel día no tenía pensado salir a la calle, se quedaría allí, entre esas cuatro paredes y sufriría la resaca.

Una vez vestido, el joven se asomó al espejo de cuerpo entero que tenía en su habitación y la imagen que este le devolvió no le gustó nada. Ojeras, pelo revuelto, ojos de loco… “Pero, ¿qué te ha ocurrido, Benjamin?”

Negó con la cabeza y se apartó rápidamente de allí. Tendría que mejorar su estilo de vida si quería que su aspecto mejorase algo.

Salió de la habitación, siguiendo aquel horrible ruido que tanto le había molestado aquella mañana. A medida que atravesaba pasillos, el joven cada vez tenía más claro de dónde procedía aquel sonido y quien era la culpable. La biblioteca era la única habitación que estaba a ese lado de la casa y… ¿quién pasaba todo su tiempo libre allí?

-¡Aline!- los gritos de Benjamin comenzaron justo cuando atravesó la puerta de la habitación- ¿Se puede saber qué estás haciendo? ¿Por qué haces tantísimo ruido? ¡Me has despertado!

Sonaba como un niño pequeño, pero en aquel momento le daba igual. Benjamin, para dar énfasis a su enfado, se cruzó de brazos y aguardó con paciencia la explicación de su hermana.

Volver arriba Ir abajo

Re: Hermanita... Por favor (Aline)

Mensaje por Aline Hammilton el Dom Oct 18, 2015 1:04 pm

El Sol despertó, y Aline con él.

Una mañana alegre, soleada, en la que los pájaros entonaban hermosas melodías y los animales correteaban de un lado a otro de los árboles mucho antes de que la joven Hammilton decidiera levantarse de la mullida cama. Habría preferido permanecer en ella durante horas, en ese pequeño refugio creado con mantas y sábanas, pero, ¡había tanto que hacer! Y no precisamente visitas de cortesía, bordados u otras estupideces que su madre aprobaría.

En cuanto hubo desayunado, la pelirroja se dirigió (cómo no) directamente hacia la biblioteca, su lugar favorito del hogar familiar. Ese olor a libros viejos, a la madera de los escritorios y estanterías, a tinta fresca llenando los tinteros que estaban distribuidos por las desordenadas mesas. Allí sí que podría permanecer horas y horas, leyendo descalza sobre la repisa interior de la ventana, o llenando con palabras todas esas hojas en blanco que había apiladas a un lado. Eso era vida.

Aline se decidió por la primera opción tras un instante de duda, y se dedicó a curiosear por las estanterías durante unos minutos, pasando la mano por las largas hileras de libros y poniéndose de puntillas para leer los títulos de las obras que no alcanzaba a ver desde el suelo. Y, por supuesto, el volumen que la interesaba en ese momento era el más alto.

“Oh, Fortuna, tan favorable como de costumbre”, ironizó la muchacha, poniendo los ojos en blanco antes de dedicarse por entero a buscar algo sobre lo que encaramarse para alcanzarlo. ¿A quién se le había ocurrido la brillante idea de llevarse las escaleras precisamente ese día. “Esto mejora por momentos…”.
Y, de pronto, la solución. Empujó una silla en dirección a la estantería en concreto, y la pegó lo máximo posible a esta. Se descalzó, para no estropearla y recibir una reprimenda de parte de su madre o de su hermano, y subió al mueble, poniéndose allí de puntillas y estirándose lo máximo posible hasta que sus dedos casi rozaron el lomo de la novela.
“Venga, solo un poquito más….”, se mordió el labio inferior, concentrada como estaba, y algunos libros de los estantes inferiores cayeron estrepitosamente al suelo cuando ella los golpeó con el pie sin querer.
La torpeza, otra de las innumerables virtudes de Aline Hammilton.

Finalmente, se decidió, la silla se tambaleó, poco acostumbrada a servir para eso y Aline aprovechó para saltar (casi nada, apenas levantó los pies del asiento), alcanzando así el libro y… cayendo al suelo al no encontrar la silla bajo sus pies.
Una mueca de dolor apareció en su rostro, aunque en realidad no se había hecho tanto daño. Había sido el susto, como su madre diría, y enseguida se recompuso lo suficiente para que esa mueca se transformara en una de horror al ver el desastre que acababa de organizar.

Parecía una batalla campal.

La silla estaba caída frente a ella, de lado, y alrededor de ambas el suelo estaba cubierto con los cinco o seis libros que habían caído mientras Aline trataba de coger la novela… que por cierto estaba sana y salva en su regazo.
Antes de que pudiera pensar cómo arreglarlo todo antes de que alguien llegara alarmado por el ruido, antes incluso de que la muchacha hubiera podido ponerse en pie, un Benjamin despeinado, con ojeras y sobre todo con cara de malas pulgas se personificó en la puerta. Los gritos de su hermano la perforaron los oídos, pero no la asustaron tanto como el aspecto que tenía.
Aline había visto a Benjamin en sus peores momentos, pero eso… eso era muy diferente. Sin embargo, lo mejor sería calmarle antes de tratar ese tema, lo que menos quería era un hermano mayor violento a esas horas de la mañana…

- ¡Buenos días dormilón! –aún sentada en el suelo, puso su sonrisa más inocente y empezó a incorporarse ágilmente.- Sólo quería coger un libro y… me temo que se me ha ido un poco de las manos. Pero te he hecho un favor, de no ser por mí, habrías pasado toda la mañana en la cama. De nada. ¿Te importaría ayudarme a recoger para que mamá no se entere, como pago de ese enorme favor que acabo de mencionar?

Tal vez con humor y resolución lograba sacarle una sonrisa. Ya habría tiempo más tarde para regañarle, pero primero tenía que conseguir que él no la regañara a ella…
avatar
Aline Hammilton
Clase Alta
Clase Alta

Ocupacion : ¿Escritora?

Ver perfil de usuario http://[url=http://thedarknessrevival.forosactivos.net/t377-aline-hammilton-id]http://thedarknessrevival.forosactivos.net/t377-aline-hammilton-id[/url]

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.